¿Cómo tratar las lesiones deportivas con Spray Frio?
5 (100%) 1 voto

Las lesiones deportivas o como causa del entrenamiento son uno de los problemas más comunes durante este tipo de actividades. Indistintamente del sexo o la edad, es posible que cualquier persona perciba un malestar o dolencia en determinadas zonas, por eso es muy importante conocer qué tratamientos son los más efectivos. Pensando en esto, en el presente artículo hablaremos de la crioterapia, tanto sus propiedades como sus grandes ventajas, las cuales pueden encontrarse en el Spray Frío Cryos.

En primer lugar, es necesario entender que las lesiones que son causadas por golpes, o cuando los músculos y huesos son exigidos más de lo debido, producen la muerte del tejido celular. Esto trae como consecuencia la aparición de dolor, que se verá reflejado en la piel a través de edemas o hematomas. De este modo, luego de unos cuantos minutos empezará la coagulación y tras unos días se presentará enrojecimiento y una mayor temperatura comparada con otras partes del cuerpo. Dependiendo la gravedad de la lesión, el dolor percibido podrá ser insoportable o incluso  se llegará a experimentar una progresiva pérdida de función.

La aplicación de frío en las situaciones antes planteadas es sumamente recomendable. Asimismo, puede ser un recurso muy valioso luego de intervenciones quirúrgicas y en otra clase de procesos donde exista inflamación. Esto se debe a que tiene efectos positivos en el organismo, acelerando su recuperación y regulando los metabolismos encargados de controlar el flujo tisular y los posibles espasmos. De esta manera, consiste en un tratamiento indicado para los músculos, tanto los ligamentos como tendones, pero también es de gran ayuda para curar dolencias relacionadas a los vasos sanguíneos o nervios.

Aunque la forma tradicional de aplicar frío es mediante hielo, esto puede ocasionar una serie de efectos contraproducentes. Cuando no es hecho con cuidado, por ejemplo, es posible que por el contacto directo con la piel se produzcan quemaduras. Para evitar estas complicaciones y aprovechar los beneficios de la crioterapia, existen varios productos que son fáciles de usar y brindan resultados inmediatos. Uno de los más populares es Spray Frío, que proporciona alivio en pocos segundos y es ideal para tratar esguinces e inflamaciones.

Finalmente, cabe mencionar que la temperatura del frío que se piense utilizar debe ser proporcional a qué tan profundo deseamos llegar. Cuando las dolencias son causadas por una contusión o han sido desencadenadas por una sobre esfuerzo del sistema músculo-esquelético, es necesario llevar a cabo un tratamiento intensivo. En los casos más graves estamos hablando de dos semanas como promedio, con seis o siete aplicaciones cada día.

Lee también:  Vendajes neuromusculares (Kinesiotape)

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.