Dieta para futbolistas
4.5 (90%) 2 votos

El fútbol es el deporte de equipo que más se juega en todo el mundo El rendimiento deportivo depende de una combinación de habilidades físicas y destrezas. Es decir, como jugador tienes que tener en cuenta que no sólo es importante correr detrás del balón sino también tomar decisiones tácticas. La pretemporada suele durar entre 4 y 16 semanas y se pueden llegar a realizar hasta dos entrenamientos al día. Es importante que te mantengas en valores de grasa corporal bajos, es decir, que oscilen entre un 8,6 y en 11,2 por ciento de grasa.

Es común que durante los períodos de descanso como vacaciones o lesiones este porcentaje de grasa aumente. Por lo tanto la dieta durante la pretemporada tiene que ir enfocada a mejorar tu composición corporal, que la mayoría de casos esto consiste en una bajada de peso. Si por el contrario tu objetivo es ganar fuerza y masa muscular tienes que tener paciencia y no dejarte llevar por dietas y publicidades engañosas que pueden poner en juego tu salud. Puedes reconocer este tipo de dietas porque suelen ser muy restrictivas y aportan altas cantidades de proteínas. El tamaño del campo de fútbol hace que se puedan llegar a recorrer distancias considerables pero ésto depende de la posición en la que juegues.

Por lo tanto la dieta siempre se debe personalizar. Lo que sí que debes tener en cuenta juegues en la posición que juegues son estos consejos. Primero de todo organizar bien el horario de tus comidas. Aquí tienes que tener en cuenta tus horarios de estudio o de trabajo, si entrenas por las mañanas o haces entrenamientos nocturnos y también los partidos de los fines de semana y las comidas durante los viajes y los desplazamientos. Para ello es importante que realices muchas comidas en pequeñas cantidades y repartidas a lo largo del día.

Lee también:  Dieta de 1800 calorías

Esto te permitirá hacer la ingesta de hidratos de carbono complejos que necesitas que son los que te van a dar la energía para poder hacer los entrenamientos, los partidos y la posterior recuperación. La comida previa al partido es muy importante pero no puede compensar una mala alimentación llevada durante el resto de la semana. Esta comida previa tiene que ser fácil de digerir pero con un alto poder saciante, es decir, que no te entre apetito cuando estés en el calentamiento previo o en el partido. Durante el partido se pierde mucho líquido y se vacía glucógeno muscular Por lo tanto te recomiendo que aproveches las pausas que se producen durante el partido como los descansos, cambios de jugadores, faltas, etc.

Hidratación correcta

Para reponer estos hidratos de carbono y estas pérdidas de líquidos. Una correcta hidratación que aporte sales minerales y azúcares durante el partido te ayudará a evitar calambres musculares y evitar también una disminución en el rendimiento deportivo ¿Cómo puedes hacer esta reposición de nutrientes? Tienes varias opciones: puedes beber bebidas isotónicas o bebidas de reposición que te aportan hidratos de carbono, sodio y agua.

También puedes tomar geles que aportan hidratos de carbono pero siempre debes acompañarlo de beber agua y también puedes comer barritas que aportan hidratos de carbono, proteínas, vitaminas y minerales. Después del partido puedes tomar una bebida de recuperación que aportan grandes cantidades de hidratos de carbono y de proteínas. Puedes identificar este tipo de bebidas por su composición 3:1. Esto significa que aportan 3 gramos de hidratos de carbono por cada gramo de proteína. La cafeína es una sustancia que puede ayudar en tu rendimiento deportivo.

Lee también:  Alimentos de la dieta paleo

Lo que hace es retardar la aparición de la fatiga. Te recomiendo que tomes una pequeña cantidad de cafeína antes de que aparezca la sensación de cansancio. Las estrategias nutricionales son uno de los pilares básicos en el rendimiento deportivo de competición.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.