Propiedades de las enzimas digestivas
Vota este artículo

Se puede definir como enzimas digestivas a todas las moléculas proteicas secretadas por el organismo que están implicadas en la digestión de los alimentos y que permiten acelerar (o catalizar) su degradación en partículas más pequeñas (nutrientes) para poder pasar a la sangre.

¿Para qué sirven?

Estas enzimas son sumamente importantes para llevar a cabo el proceso de nutrición, ya que, si no funcionan adecuadamente o no se encuentran en cantidad adecuada, se produce el proceso denominado malabsorción, en el cual algunos nutrientes necesarios para llevar a cabo las funciones básicas del organismo son eliminados por las heces. De igual forma, cuando estos nutrientes llegan al intestino grueso sin haber sido degradados adecuadamente, se produce la fermentación de los mismos causando flatulencias excesivas, irritación, hinchazón del colon, e incluso diarrea.

Las enzimas digestivas administradas en forma de suplementos (exógena) pueden ser útiles tanto para tratar el déficit de las mismas (tratamiento de la malabsorción) como para ayudar a aquellas personas que necesitan un mayor aporte de calorías al organismo a absorber completamente los nutrientes de la comida ingerida.

Esta última ventaja está siendo aprovechada en la actualidad por deportistas y fisicoculturistas, ya que, en algunas etapas del plan dietético específico de los atletas, éstos requieren consumir grandes cantidades de alimentos que sobrepasan la capacidad del organismo para digerir y asimilar los nutrientes, lo cual puede perjudicar su salud. De igual forma, es importante acotar que con la edad también disminuye progresivamente la función de las enzimas digestivas, por lo tanto, personas de edad avanzada también pueden beneficiarse de estos suplementos exógenos.

Funciones de las diferentes diferentes enzimas

Es importante saber que no todas las enzimas digestivas tienen la misma función, por lo tanto, aquellas personas que necesitan aumentar la masa muscular deben enfocarse en el consumo de suplementos que aporten amilasa, lipasa, proteasa, bromelina, papaína y celulasa.

  • Amilasa: Enzima digestiva que tiene como función la digestión de los carbohidratos (almidones y azúcares). Naturalmente es producida por el páncreas y las glándulas salivales.
  • Proteasa: Enzima digestiva encargada de hidrolizar (degradar a través del uso de moléculas de agua) las proteínas, transformándolas en aminoácidos o moléculas más sencillas que se pueden absorber. Naturalmente son sintetizadas por el estómago, páncreas e intestino delgado.
  • Lipasa: Enzima digestiva que permite ayudar a descomponer las grasas ingeridas (lípidos) en ácidos grasos y glicerol. Naturalmente es producida por el páncreas y el hígado, sintetizada en el intestino delgado y activadas por las sales biliares.
  • Lactasa: Enzima digestiva que ayuda a degradar los productos lácteos y su componente lactosa en glucosa y galactosa. Naturalmente se produce en las células del intestino, pero también se puede obtener de levaduras y hongos.
  • Bromelina: Complejo de diversas enzimas que permite la degradación de diversos tipos de proteínas tanto en ambientes ácidos como alcalinos. Naturalmente se encuentra en grandes cantidades en la piña, especialmente en su tallo.
  • Celulasa: Enzima digestiva cuya función principal es descomponer la celulosa y transformarla en múltiples monómeros de glucosa que se pueden absorber. Los animales no producen esta enzima, por lo cual se debe obtener de algunos insectos, hongos y bacterias.

Beneficios

Cuando aumenta la concentración de nutrientes y aminoácidos en la sangre se producen numerosos beneficios para el organismo, entre los cuales se pueden incluir:

  • Tratamiento de numerosas enfermedades intestinales: Las enzimas digestivas facilitan el trabajo del sistema digestivo, incluyendo enfermedad celíaca, acidez estomacal, enfermedad de Chron y colitis ulcerosa, indigestión, síndrome de colon irritable, entre otras.
  • Control de las concentraciones de lípidos en sangre: Múltiples estudios aseguran que consumir suplementos de enzimas digestivas (especialmente lipasas) puede ayudar a controlar los niveles de colesterol en sangre.
  • Estimular diversos sistemas del organismo: Los expertos afirman que al consumir enzimas digestivas entre comidas (con el estómago vacío) se puede estimular el sistema inmunológico, mejorar los síntomas de la artritis (especialmente reducción del dolor) al ayudar a reducir la inflamación, eliminar células cancerígenas, entre otras.
  • Mejorar el nivel de rendimiento deportivo de forma indirecta: Al consumir suplementos de enzimas digestivas se incrementa la cantidad de aminoácidos absorbidos como producto de la degradación de las proteínas, lo cual puede producir un aumento de la resistencia del tejido muscular durante el ejercicio, aumenta la cantidad de masa magra que se está formando y además ayuda a disminuir el tiempo necesario para su recuperación luego de la actividad física. De igual forma, al obtener la mayor cantidad posible de aminoácidos de la comida, la cantidad de alimentos que debe consumir el deportista es menor, evitando la aparición de síntomas gastrointestinales como distención abdominal, dolor, acidez, flatulencias, náuseas, entre otros.

Aunque la presencia de enzimas digestivas en nuestro organismo se puede aumentar de forma natural consumiendo algunas frutas y vegetales crudos, en algunos casos esto no es suficiente, y se debe recurrir a suplementos creados artificialmente para suplir los requerimientos.

Suplementos de enzimas digestivas

Los suplementos de enzimas digestivas disponibles actualmente pueden variar en la combinación de enzimas que poseen, pero los más comunes incluyen proteasa, lipasa y amilasa, combinación que comúnmente se denomina pancreatina. Otra combinación común es la papaína, la cual naturalmente se puede obtener de la papaya, una fruta tropical que posee enzimas tanto exo como endo-peptolíticas, incluyendo la tripsina, quimiotripsina y pepsina.

¿Cómo tomarlas?

Estudios realizados recientemente demuestran que la dosis óptima de enzimas digestivas con fines deportivos oscila entre 200 y 600mg diarios de acuerdo con las condiciones y necesidades particulares de la persona, de igual forma, recomiendan tomar una parte de la dosis (aproximadamente la mitad) antes y otra después de cada entrenamiento para mantener el estado anabólico durante el ejercicio y facilitar la recuperación muscular.

Efectos secundarios

Es importante recordar que a pesar de todos los beneficios que aportan las enzimas digestivas exógenas para la salud, es importante consultar con un médico antes de tomarlas, ya que su consumo descontrolado puede traer consecuencias para la salud como lesiones en el intestino grueso (que pueden ser tan severas como para ameritar cirugía), reacciones alérgicas (tanto a los nutrientes ahora absorbidos en mayor cantidad como a la fruta u hongo de la cual se obtienen algunos suplementos), entre otras.

Mujeres embarazadas o personas que tomen anticoagulantes de forma crónica también deben evitar el uso de estos suplementos antes de consultarlo con su médico.

300x250 fitness

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.