¿Qué son los probióticos y cómo actúan?
Vota este artículo

Para entender qué son los probióticos primero se debe explicar su origen. Las bacterias, hongos y levaduras son microorganismos normalmente considerados patógenos (es decir, capaces de causar enfermedad); sin embargo, es importante saber que las acciones de algunos de estos microorganismos pueden resultar beneficiosas e incluso necesarias para el correcto funcionamiento del cuerpo humano.

Los probióticos, por ejemplo, son bacterias, hongos y levaduras que se encuentran naturalmente en el tracto gastrointestinal del cuerpo humano y afectan positivamente la salud. Entre las funciones naturales de este tipo de probióticos se encuentran ayudar a mantener el intestino (tanto delgado como grueso) libre de sustancias potencialmente dañinas y microorganismos capaces de causar enfermedad, evitar la proliferación descontrolada de las células epiteliales intestinales, y producir algunas vitaminas.

¿Dónde los podemos encontrar?

Respecto a los productos que contienen probióticos más comunes se incluyen los yogures, la leche, los encurtidos, carnes, bebidas fermentadas (como cerveza y vino), pan, derivados de la soja, entre otros alimentos cultivados (especialmente derivados lácteos).

El problema que encontramos hoy en día es que los procesos de producción de muchos alimentos, los alimentos pasteurizados y acidificados hacen que las colonias probióticas de los alimentos sean destruidas antes de llegar al tracto intestinal. Aquí es donde entran en juego los suplementos de probióticos,

Beneficios

En la actualidad, muchos investigadores se han enfocado en demostrar los innumerables beneficios de los probióticos para la salud, pero el principal o más estudiado de ellos es mantener o recuperar el balance de los microorganismos en el intestino.

Es por ello que, entre las recomendaciones actuales más importantes de los probióticos se encuentran el tratamiento de las diarreas virales y el tratamiento del malestar abdominal causado por la toma de ciertos antibióticos. Ésta última condición se debe a que cuando un paciente tiene una infección y debe tomar antibióticos, las bacterias de la flora normal también son atacadas, ya que pueden tener estructuras similares a las que causan la infección.

Estas dos condiciones producen una alteración en el equilibrio de la flora intestinal (disbiosis), por lo que consumir probióticos ayuda a restaurar de forma más rápida el equilibrio normal de los microorganismos, aportando a nuestro sistema digestivo las bacterias y levaduras colaboradoras necesarias para llevar a cabo adecuadamente la digestión. Por lo que, en la actualidad, la mayoría de los médicos y farmacéuticos recomiendan el consumo de alimentos con probióticos como tratamiento de diversos tipos de diarrea.

Gracias a todos los estudios que corroboran los beneficios de los probióticos en el tratamiento de estas patologías, muchas farmacias y supermercados ofrecen actualmente productos que contienen Lactobacilos y Bifidobacterias, las cuales pertenecen al grupo de bacterias de la flora normal del intestino. Entre las especies más comunes de estas bacterias se encuentran L. casei, L. plantarum, Lactococcus lactis spp lactis, B. infantis, B. adolecentis.

Por otra parte, otro uso bastante importante de los probióticos es la prevención de la constipación. La constipación se puede definir como una condición en la cual las heces que se encuentran contenidas en el intestino se vuelven duras, secas y, compactas, por lo que la evacuación se torna incompleta e infrecuente.

Lee también:  Cómo hacer flexiones correctamente

Estudios recientes también han demostrado que la mayoría de las bacterias que colonizan naturalmente el intestino (Bifidobacterias y Lactobacilos) son capaces de producir ácido láctico y ácidos grasos de cadena corta, lo cual altera el pH del intestino (especialmente el intestino grueso o colon) que mantiene el peristaltismo a un ritmo adecuado (movimientos que mueven las heces en el intestino).

Probiótico completo

El Probiótico Completo, exclusivo de BULK POWDERS™, contiene 5 cepas diferentes de probióticos líderes del mercado que suministran casi 8000 millones de unidades formadoras de colonias (UFC) por día. Ha quedado demostrado que los probióticos mejoran la salud de los intestinos y reducen la...


Cuando el peristaltismo se mantiene en la normalidad (o se encuentra levemente aumentado), disminuye el tiempo de tránsito intestinal o tiempo que tardan las heces en ser expulsadas, las heces se hacen más blandas y aumenta el número de evacuaciones el paciente puede pasar de tener una evacuación a la semana a tener varias evacuaciones en el día.

Debido a estos beneficios actualmente se les recomienda el consumo constante de probióticos a las personas que sufren de resfriados, los cuales pueden ser utilizados tanto de prevención como de tratamiento.

Nuevos estudios están demostrando que los probióticos pueden tener un papel importante en el tratamiento del H. pylori, bacteria patógena capaz de causar úlceras (gástricas y duodenales), gastritis crónica e incluso cáncer de estómago (cuando no es tratada apropiadamente).

Los pacientes con otras enfermedades intestinales más severas también pueden obtener importantes beneficios y mejora de sus síntomas con el consumo regular de probióticos, por ejemplo, pacientes con enfermedad de Chron, síndrome de colon irritable, intolerancia a la lactosa, alergias alimenticias, entre otras.

De igual forma, las alteraciones de la flora del tracto gastrointestinal pueden provocar el funcionamiento inapropiado del sistema inmunológico, por lo que pacientes que consumen de forma regular aseguran notar que se enferman menos que cuando no toman probióticos (de enfermedades infecciosas). Sin embargo, este efecto es preventivo y no se ha demostrado que tomar probióticos durante las infecciones pueda ayudar a controlarlas más rápido.

Cuando una persona se encuentra sometida a situaciones que también pueden alterar el normal funcionamiento del sistema inmunológico (estrés excesivo, mala alimentación, e incluso cambios bruscos de clima) los probióticos pueden mejorar el funcionamiento del mismo y evitar el padecimiento de enfermedades infecciosas.

Otra ventaja de los probióticos es que, al contener microorganismos de la flora normal de nuestro cuerpo, pueden administrarse a personas de cualquier edad (incluso niños) y simplemente ser utilizados como complementos de la dieta normal. Sin embargo, es importante destacar que la mayoría de los alimentos comercializados en la actualidad que contienen probióticos, son derivados lácteos y no deben ser administrados en niños menores de 01 año a menos que su médico lo indique.

Finalmente, un beneficio de los probióticos descubierto recientemente, es en los deportistas que se inscriben en eventos deportivos exhaustivos y prolongados, ya que es muy común que estos deportistas experimenten nauseas, hinchazón, calambres, diarrea, dolor de estómago e incluso sangrado y los probióticos pueden ayudar a controlar estos síntomas.

Lee también:  Suplementos de BSN

¿Cómo tomarlos?

En general, es mejor tomar probióticos con otros alimentos en el estómago. A veces, si usted toma una píldora con el estómago vacío, usted puede experimentar alguna incomodidad menor. Por lo tanto, es una buena idea llevarlos con una comida.

Los expertos recomiendan administrar los probióticos al menos durante 14 días seguidos para permitir la colonización adecuada por la flora normal del intestino.

Aunque muchos beneficios de los probióticos han sido ampliamente estudiados, faltan muchos estudios para realmente determinar todos los beneficios que éstos pueden aportar en nuestro organismo. De igual forma, siempre es recomendable consultar un médico para evitar cualquier tipo de complicación o interacción con tratamientos ya indicados.

Hay que recordar tener cuidado a la hora de la conservación, ya que estas cápsulas contienen cultivos vivos, bacterias y microorganismos que pueden verse afectados por los cambios de temperatura y humedad. Evitar también el contacto directo con la luz del sol.

Hay que tener en cuenta que estos productos suelen perder eficacia al abrirlos si no son de buena calidad, por lo que es aconsejable no conservarlos durante un periodo de tiempo excesivo.

¿Cuando se notan los resultados?

Normalmente en la primera semana ya podemos ver resultados a nivel intestinal (mejores digestiones, disminuye la pesadez). Este tiempo también depende de cada persona en concreto.

Suplementos de probióticos: ¿Cuáles elegir?

En el mercado podemos encontrar diferentes productos a base de diferentes probióticos, generalmente en forma de píldora o cápsula.

Como consejos generales, hay que fijarse en:

  • Contenido y tipo de probióticos: Hay que fijarse en la cantidad de colonias que contiene cada cápsula, que están medidos en unidades formadoras de colonias (UFC) y los tipos que contiene de los que ya hemos comentado.
  • Calidad del producto: Normalmente las marcas reconocidas suelen ofrecer productos de mayor calidad, se conservan mejor y como ya hemos comentado no pierden eficacia con el paso del tiempo.
  • Precio: Aunque un producto más caro no quiere decir que sea de mejor calidad, hacer un producto con buena materia prima conlleva un precio algo más alto. Los probióticos baratos suelen venir de marcas que utilizan bases de menor calidad.

Efectos secundarios

La mayoría de los expertos y organizaciones médicas consideran los probióticos como muy seguros, principalmente por el hecho de que los probióticos son sustancias naturalmente presentes en alimentos como el yogur. Además, a medida que el uso de suplementos a base de probióticos se ha extendido, el número de estudios ha aumentado de forma importante. Y en ninguno de estos estudios ha mostrado ningún inconveniente grave para el uso probiótico en personas relativamente sanas.

Además, se están haciendo más investigaciones para ver si los probióticos pueden tratar enfermedades específicas, para ver cómo diferentes cepas y combinaciones probióticas afectan a diferentes personas, y para estudiar sus efectos a largo plazo.

Actualmente los únicos efectos secundarios que se atribuyen al uso de probióticos son gases e hinchazón, incovenientes que desaparecen cuando dejamos de tomar el producto.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.