Suplementos de aceite de pescado
6 (120%) 3 votos

El aceite de pescado es una sustancia rica en Omega 3, un ácido graso que favorece el desarrollo de la actividad cerebral y actúa en los procesos antiinflamatorios. En 2015, el aceite de pescado era el tercer suplemento dietético de mayor consumo en Estados Unidos, después de las vitaminas y los minerales. Un informe de los Institutos Nacionales de Salud, estimaba que al menos un 10% de la población lo usaba con frecuencia, por sus efectos protectores al corazón.

Entre sus efectos conocidos destacan que fortalece la salud cardiovascular al reducir la presión arterial, controlar los triglicéridos y disminuir el riesgo de infartos, accidentes cerebrovasculares y la muerte súbita cardíaca. Su efecto antitrombótico, previene la formación de coágulos de sangre que obstruyen el vaso sanguíneo, y de tejidos fibrosos que dañan las paredes internas de las arterias.

Se ha comprobado también, que el Omega 3 contribuye en la coordinación de ojos, manos, piernas y otras partes del cuerpo. Inclusive, es útil para el crecimiento de bebés prematuros, el mejoramiento de la función hormonal en pacientes con Alzheimer, el control de la demencia y la depresión, el desarrollo de la inteligencia y las habilidades sociales, y el alivio de la tos.

Como si fuera poco, se emplea en el tratamiento de artritis, osteoporosis, degeneración macular, hiperactividad, patologías cutáneas (psoriasis, acné, alergias), y afecciones capilares asociadas con la pérdida del cabello. A los enfermos de cáncer, por su parte, les ayuda a regular la pérdida de peso, mientras que a las mujeres embarazadas les sirve para evitar el aborto.

Lee también:  Ginkgo Biloba: Propiedades, beneficios y combinaciones

¿Dónde se encuentra el Omega 3?

Naturalmente, el Omega 3 se halla en pescados como la caballa, la sardina, el salmón, el atún, el arenque y la trucha de lago, entre otros. Aunque también podemos tomar suplementos hechos a base de aceite de pescado, que conserva todas las propiedades y se puede tomar de una forma cómoda en cualquier momento del día. Además del aceite de pescado, también podemos encontrar productos en el mercado como el aceite de krill, un producto más caro pero con mayor concentración de ácidos grasos.

¿Cómo identificar el suplemento correcto?

El problema que tienen los suplementos de aceite de pescado es que se producen con materia prima de mala calidad, lo que hace que digieran mal produciendo ardor de estómago, mal olor y pueden hacer que el producto se corrompa al conservarlo. Lo mejor es elegir una marca reputada, la cual sepamos que contenga un aceite de gran calidad y con el que no nos estén engañando a la hora de tomarlo.

 

Dosis recomendadas

En este punto es vital recomendar la sugerencia de visitar al especialista, quien determinará la dosis correcta para cada paciente según su condición. No obstante, se habla de una norma general de tomar entre 1 y 4 gramos de aceite de pescado al día, para controlar los triglicéridos, la presión arterial y proteger nuestras articulaciones.

 

Contraindicaciones

Aunque los suplementos de aceite de pescado parecen ser inofensivos y convenientes para todos, pueden no ser tan seguros para pacientes con trasplante de órganos, adultos mayores y afectados por cuadros altamente infecciosos. La toma excesiva evita que la sangre se coagule, pudiendo provocar sangrados, y disminuye la actividad del sistema inmune, por lo que no es recomendado en casos de enfermedades hepáticas. También está contraindicado para alérgicos a los pescados y mariscos

Lee también:  Cómo hacer press banca y evitar lesiones en hombros

Algunas investigaciones han comprobado la relación de esta sustancia con otros efectos secundarios como eructos, mal aliento o acidez estomacal, los cuales desaparecen al tomar el suplemento junto con las comidas.

Otros aspectos a valorar

  • Las píldoras anticonceptivas pueden quedar sin efecto si se consumen a la par del aceite de pescado, por su acción sobre los niveles de grasa en la sangre.
  • Tomar aceite de pescado junto a los antihipertensivos, puede causar una baja de tensión, ya que ambos disminuyen la presión arterial. Tampoco se puede mezclar con aspirinas.
  • Los si estás tomando algún suplemento para peso y tomas aceite de pescado, debes hacerlo con al menos dos horas de diferencia, para evitar que los primeros absorban la grasa del segundo, y éste pierda su efecto.
  • Aunque el aceite de pescado mejora los síntomas de depresión, no se ha confirmado que mejore las manías de las personas con trastorno bipolar.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.